Imprimir Enviar

Nota al director del diario El Mundo

Señor Don

Casimiro García-Abadillo

Director de Diario “El Mundo”

Ciudad.-

De mis consideraciones:

El pasado día viernes 18 de los corrientes, en las ediciones digital e impresa del diario de su dirección, se publicó una nota suscrita por el señor Raúl Rivero, bajo el título de “Correa y los mediocres” que, desde su encabezamiento hasta su contenido constituye un intento de ofender y denostar al Gobierno ecuatoriano.

Estamos conscientes de la filiación política del señor Rivero, enardecido opositor del Gobierno cubano que expone sus pasiones y rabia en cada nota periodística que publica, y entendemos que desde aquella mirada sesgada se permite valorar también al Ecuador, un proceso que no conoce y que está obligado a respetar,  primero por lo que ignora y segundo por respeto a la democracia y a la autodeterminación de los pueblos.

Para información del opositor cubano, Rafael Correa no ha llegado al gobierno cubierto con ningún “gorro frigio que tiene escrito con tiza la palabra democracia”, ha sido electo por la inmensa mayoría del pueblo ecuatoriano en 10 comicios universales, transparentes, libres y democráticos, además de ser uno de los presidentes de gobierno del mundo con mayor adscripción de la ciudadanía (80%). Además, la Revolución Ciudadana (palabras que molestarán profundamente al disidente cubano) es la respuesta histórica a la inveterada desinstitucionalización que vivió el Ecuador en los años de neoliberalismo que afectaron seriamente a la población, a las posibilidades de desarrollo del país y a las mismas libertad y democracia que el autor de la nota reclama; por lo tanto, Rafael Correa no es, ni de lejos, un paladín de la libertad cubierto por un gorro frigio, es un estadista inteligente, moderno y democrático que ha dado muestras sobradas de capacidad hasta transformar el Estado y revertir los daños causados por un modelo económico indeseable.

Para confirmar nuestra posición nos referimos a las conclusiones a las que arriba un estudio reciente del proyecto global de investigación World Values Survey (WVS) que mide, observa y analiza el apoyo a la democracia en 100 países, cubriendo casi el 90% de la población del mundo, el estudio ubica al Ecuador como una de las naciones líderes en el globo en cuanto a gobernabilidad democrática, solo superado en Latinoamérica por Uruguay. El 59,9% de los encuestados por WVS dijo que el Gobierno del Presidente Rafael Correa es uno de los más democráticos del planeta. Estos datos, empíricamente obtenidos por una red global de científicos sociales, contradicen las afirmaciones viscerales del señor Rivero y demuestran que la democracia ecuatoriana no está escrita con “tiza” en ningún símbolo hipotético sino que es una realidad incontrastable y ejemplar vivida cotidianamente por más de 15 millones de personas.

Por otra parte, debemos preguntar:

  1. Qué la propuesta del Nuevo Código Laboral reconozca el trabajo como un derecho y un deber social, un derecho económico, fuente de realización personal y base de la economía y que el Estado garantice a todas las personas trabajadoras el pleno respeto a su dignidad, ¿limita derechos laborales como afirma el disidente cubano?
  2. Que el Estado Ecuatoriano fomente la incorporación al trabajo de las y los jóvenes en condiciones justas y dignas, con énfasis en la capacitación, la garantía de acceso al primer empleo y la promoción de sus habilidades de emprendimiento, ¿limita los derechos laborales como dice el autor de la nota?
  3. Que el Estado Ecuatoriano garantice a las mujeres embarazadas y en período de lactancia el derecho a no ser discriminadas por su embarazo en los ámbitos educativo, social y laboral, ¿limita de alguna forma los derechos laborales?
  4. Que se adopte medidas de protección especial contra cualquier tipo de explotación laboral o económica a niños, niñas y adolescentes, prohibiéndose el trabajo de menores de quince años, e implementando políticas de erradicación progresiva del trabajo infantil, ¿constituye una limitación de los derechos laborales de alguien?
  5. Que se reconozca el derecho al trabajo en condiciones de igualdad de las personas con discapacidad incorporándolas a entidades públicas y privadas, ¿limita los derechos laborales de alguien?
  6. Que se garantice la afiliación a la Seguridad Social a quienes realizan, sin remuneración, el trabajo del hogar (amas y amos de casa), ¿afecta los derechos de algún trabajador?
  7. Que se garanticen el descanso semanal de 48 horas y las vacaciones anuales a las personas que trabajan en el servicio doméstico con remuneración, ¿limita algún derecho laboral?

Por el contrario, señor Director, para ilustración del articulista estas disposiciones de lo que será el Nuevo Código Laboral del Ecuador amplían, garantizan y dan cumplimiento a los Derechos de trabajadores y trabajadoras. La incomodidad de algún sector sindical en el Ecuador nace, para información del señor Rivero, de la regulación de la huelga, como sucede en España sin que ello constituya un acto “dictatorial”, de la elección de las directivas sindicales como un ejercicio democrático, esto es mediante voto secreto, de la sindicalización por rama y de otras disposiciones que actualizarían la actividad sindical sin recortar ningún derecho.

Pero lo más grave de las afirmaciones del señor Rivero no radica en su falta de información y en su desconocimiento que le lleva a afirmar falsedades, sino en el explícito llamado al rompimiento del orden democrático en el Ecuador, cuando da por sentado que obreros, indígenas y estudiantes no quieren que Rafael Correa continúe como Presidente de todos los ecuatorianos. Una marcha, señor Director, no representa a la voluntad popular, ella se expresa en las urnas, como se ha expresado y se seguirá expresando en el Ecuador y en todos los países democráticos del mundo. Entendemos la actitud del disidente cubano como una actitud agenciosa que anima a la violencia social y al golpismo como herramienta de desestabilización de un gobierno popular que continúa con el apoyo de la inmensa mayoría de la población ecuatoriana.

 

Atentamente:

 

Miguel Calahorrano Camino

Embajador del Ecuador en España